Ya sea que esté listo para comprar su primera casa o esté en el mercado para una actualización, es sabio asegurarse de que está tomando todos los pasos necesarios para maximizar su inversión y ahorrar dinero. Utiliza estos siete consejos de Housers para comprar una casa para guiar y enfocar tu búsqueda.

1. No te pases del presupuesto

El primer paso es calcular su presupuesto. Utilice una calculadora que tenga en cuenta el tipo de interés, el plazo del préstamo y el pago inicial para ayudarle a encontrar su rango de precios. Lo mejor es buscar casas en el extremo inferior para tener un margen de maniobra para gastos imprevistos, como las modificaciones que pueda esperar -o necesitar- hacer.

Tenga en cuenta los gastos adicionales, como las facturas de los servicios públicos, las reparaciones y el mantenimiento, el impuesto sobre la propiedad y el seguro de la vivienda. Los costes de desplazamiento también pueden aumentar, dependiendo de dónde trabajes y dónde quieras vivir.

2. Lea los contratos

Averigüe si alguna de las viviendas que está mirando forma parte de una asociación de propietarios, y eche un vistazo al contrato para ver cómo podría afectarle. Si esperas conseguir en algún momento un dinero extra alquilando una habitación o incluso toda la casa, es posible que el contrato no lo permita.

3. Realice varias visitas

Cuando estés comprobando una vivienda, pásate por ella a diferentes horas del día, incluidas las noches y los fines de semana, para ver qué pasa en el barrio. ¿Calle muy concurrida? ¿Vecinos ruidosos? Con una casa que cuesta tanto, querrás ahorrarte el estrés de quedarte encerrado en un lugar que no te gusta, por no hablar de los problemas y el coste de tener que volver a mudarte demasiado rápido.

4. Inspeccionar la propiedad

Encargue un estudio de la propiedad para saber exactamente lo que está comprando. Esto puede ahorrarle disputas con los vecinos y ayudarle a evitar la compra de una propiedad que en realidad es más pequeña de lo que necesita. La propiedad también ayuda a determinar el impuesto sobre la propiedad, que querrá conocer para su presupuesto. Además, el tamaño de la parcela afecta al potencial de crecimiento, incluyendo si puedes o no construir un garaje u otra adición.

5. Anote las reparaciones importantes

¿Necesita un tejado nuevo? ¿Está roto el calentador de agua? Cuando visite las casas, anote las reparaciones importantes que tenga que hacer y descontémoslas de la oferta, o busque otra casa si le supone demasiados quebraderos de cabeza.

Una inspección de la vivienda abarcará muchas cosas, pero asegúrese de hacer preguntas, tomar notas y comprobar las cosas por sí mismo. La inspección media cuesta algo más de 300 dólares, según HomeAdvisor. Si bien esto puede parecer un gran gasto, es insignificante en comparación con el costo de invertir en una casa que necesita miles de dólares en reparaciones.

6. Superar las emociones

Traiga a un familiar o amigo que pueda ofrecer una perspectiva imparcial y señalar las cosas que usted puede pasar por alto. Haz una lista de lo que puedes cambiar (accesorios de los armarios, iluminación) y lo que no (barrio, tamaño de la propiedad).

7. Planificar el futuro

Puede que no quiera pensar en vender una casa antes de haberla comprado, pero adopte un enfoque a largo plazo. Aunque no tenga hijos, los distritos escolares influyen en el valor de la vivienda, y las casas situadas en distritos “buenos” tendrán un mayor valor de reventa y atraerán a más compradores.

Las futuras construcciones en el barrio podrían hacer variar el valor de la vivienda. Conozca lo que está previsto en la comunidad. Una nueva urbanización puede interrumpir las vistas o añadir ruidos no deseados. Recuerde también que comprar la casa más grande de una zona deja menos espacio para aumentar su valor, y hace más difícil su reventa.