Consejos para comprar un anillo de compromiso

Consejos para comprar un anillo de compromiso

¿Está pensando en comprar un anillo de compromiso de diamantes? Tendrá que conocer las 4C, cómo elegir la forma y la talla del diamante, las características del metal, los tipos de engastes y mucho más.

Siga estos 12 consejos para comprar un buen anillo de compromiso para unas bodas de diamante y haga una compra inteligente:

Conozca las 4Cs

El primer consejo para comprar un anillo de compromiso de diamantes es conocer las 4Cs: Color, talla, claridad y peso en quilates. Creadas por el GIA, las 4C son el estándar mundial para evaluar la calidad de los diamantes y permiten comparar un diamante con otro.

En resumen, las 4C son

  • Color: Los grados de color de los diamantes de D a Z califican la falta de color de un diamante. Los diamantes con menos color son más raros.
  • Talla: La calidad de la talla de un diamante determina lo bien que desprende su luz.
  • Claridad: La claridad del diamante se refiere a la ausencia de inclusiones y manchas.
  • Peso en quilates: El peso en quilates de un diamante determina su tamaño aparente.

Una vez que entiendas lo que significan las 4Cs, el siguiente paso es preguntarte “¿Cuál es la C más importante para mí?”. Priorizar las 4Cs le ayudará a eliminar rápidamente algunos diamantes de su búsqueda, y a centrarse en los que emocionarán a su futura novia.

Vale la pena dedicar tiempo a entender las 4C: Es el lenguaje universal para describir la calidad del diamante. Ser capaz de hablar este lenguaje le permite comprar un anillo de compromiso de diamantes con confianza.

Entender la diferencia entre las formas de los diamantes, los estilos de corte de los diamantes y la calidad del corte de los diamantes

Antes de empezar a comprar un anillo de compromiso, debe entender la diferencia entre la forma de un diamante, su estilo de corte y su calidad de corte. La forma describe el contorno de un diamante cuando se ve boca arriba. La forma de diamante más popular es, con mucho, la redonda. Pero hay otras formas -conocidas como formas de fantasía- que incluyen la marquesa, la pera, el óvalo, el rectángulo, el cuadrado y el corazón.

El estilo de talla se refiere a la disposición de las facetas del diamante. Por ejemplo, la disposición más común de las facetas de los diamantes redondos es el estilo de talla brillante estándar, con una disposición específica de 57 o 58 facetas. Otros estilos de corte incluyen el corte de esmeralda, que es una forma cuadrada o rectangular que es categorizada por cuatro facetas más largas a lo largo de los lados (cortes de paso) y esquinas biseladas. El diamante de talla radiante también tiene forma cuadrada o rectangular, pero se corta en estilo brillante.

La calidad de la talla se refiere a la forma en que las facetas de un diamante interactúan con la luz. Los diamantes tallados con la misma forma y estilo pueden variar en el tamaño de la tabla, el grosor de la faja, el pulido y la simetría. Estas diferencias influyen en su apariencia y en la calidad de la talla.

Elige un metal para el anillo

El tipo de metal elegido para la banda del anillo de compromiso afecta al aspecto general de la pieza. El oro blanco y el platino son muy populares desde hace años, y ambos ofrecen un aspecto elegante y moderno. También son buenas opciones para los diamantes clasificados entre incoloros y casi incoloros (de la D a la J en la escala de color del GIA), ya que resaltan la incoloridad del diamante. Si se coloca uno de estos diamantes en garras amarillas, el diamante tendrá un aspecto más amarillento.

Si le gusta el color del oro, tenga en cuenta que las garras o los biseles de metal blanco suelen integrarse en los anillos de oro amarillo para crear un contraste con el diamante. El oro rosa está de moda, tiene un aspecto cálido y relajante, y fue una opción popular para los anillos de compromiso de la época retro (de 1935 a la década de 1950).

Elige un metal para el anillo

El tipo de metal elegido para la banda del anillo de compromiso afecta al aspecto general de la pieza. El oro blanco y el platino son muy populares desde hace años, y ambos ofrecen un aspecto elegante y moderno. También son buenas opciones para los diamantes clasificados entre incoloros y casi incoloros (de la D a la J en la escala de color del GIA), ya que resaltan la incoloridad del diamante. Si se coloca uno de estos diamantes en garras amarillas, el diamante tendrá un aspecto más amarillento.

Si le gusta el color del oro, tenga en cuenta que las garras o los biseles de metal blanco suelen integrarse en los anillos de oro amarillo para crear un contraste con el diamante. El oro rosa está de moda, tiene un aspecto cálido y relajante, y fue una opción popular para los anillos de compromiso de la época retro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*