Cine

Alicia en el país de las maravillas

diciembre 30, 2017

Si eres uno de esos “amantes” del cine con las gafas a media nariz, con esa mirada critico-destructiva, con sarcasmo barato del rollito cool…hazte un favor y no leas este articulo.

Genial, brillante, original, única, y emocionante desde el minuto 10 hasta el final. Las cosas como son, y antes de darnos al fácil equivoco de la sobrevaloración hay que tener muy claro que no estamos en ante la próxima ganadora de la palma de oro, y que no vamos al cine esperando ver ni siquiera una candidata.

No es ni cerca el mejor guión de la historia, esta lejos de ser una idea original e innovadora y la historia tiene muchos hoyos incomprensibles, de hecho a ratos parece que está hecha de retales. Pero a esta película, al menos para el que escribe, es para dejarse enamorar por los ojos.

Parece que el amor y dedicación que otorga Burton a su onírica visión del pais de las maravillas, es inversamente proporcional al cuidado y elaboración del hilo conductor, que para ti que has hecho caso omiso del consejo que te he dado de no leer este post, critico cool, es lo más importante. A decir verdad, para muchos incluso para mi, la historia es la excusa que se ha inventado el director para mostrarnos sus psicológicas visiones.

Alicia en el país de las maravillas

Antes de empezar a hablar de que si la fotografía, los planos y demás tecnicismos que le encanta comentar a Adolfo, centrémonos en la magnifica manera de plasmar un mundo imaginario que ningún otro director podría hacer de una manera tan magnifica.

Que Tim Burton es un gran director es una opinión mas o menos subjetiva en la que hay que respetar opiniones, pero de lo que no cabe la menor duda, es que antes que director es un maravilloso ilustrador, único e irrepetible de los que crean escuela. Y esto es lo que transmite en cada una de sus películas.

De eso se alimenta esta película, y es ahí donde radica la magia de la cinta, que Alicia es una heroína al uso con una misión y una historia poco solida, está desgraciadamente demasiado patente y es lo que le resta encanto por decirlo asi pero de todas maneras es algo a lo que desgraciadamente estamos tan acostumbrados en las pelis de Hollywood que ante eso solo nos queda inmunizarnos y centrar nuestra vista en otros aspectos no menos importantes del guion, que yo creo que es de lo que se olvida la gran mayoría de la critica.

Si bien es cierto que hay algún trozo que se podría haber ahorrado, o que simplemente queda un poco desubicado como las moñerias de la reina blanca, personaje que para mi se podían haber ahorrado, o al menos haberlo hecho un poco menos cursi.

Johnny Deep está como de costumbre soberbio en su papel, aunque el personaje del sombrero loco tampoco le exige demasiado esfuerzo, pues para mi está muy en la linea de Willy Wonka, su papel en Charlie y la Fabrica de Chocolate, lo cual no le resta merito ni muchísimo menos, la cosa es que cada vez que Deep interpreta un papel asi, me da la sensación de que se interpreta a si mismo, solo que la timidez que tiene, le impide ser un poco más él mismo.

La GRAN y digo GRAN putada de esta película es que han cambiado al actor que lo dobla siempre, para que lo doblara el que de normal suele doblar a Fry de Futurama, y aunque parezca una chorrada no lo es, para que se gastarán las distribuidoras el dinero en doblajes de mierda cuando con las versiones originales se fomenta el bilingüismo y el aprender lenguas extranjeras.

En definitiva, un trabajo muy notable del señor Burton que ni mucho menos marcará un antes ni un después, pero que a buen seguro será un referente a los que como a un servidor, nos inspira en muchos aspectos para crear imágenes.

No Comments

Leave a Reply